1996 - Arte, poder y comunicación - Alexei Shulgin

From Dominios, públicos y acceso
Jump to navigation Jump to search

Texto

(Algunos pensamientos simples sin deseo alguno de hacerlos más profundos)

Decidí escribir este artículo directamente en inglés, aunque no se me da bien y lo que voy a decir sé que quizás suene demasiado asertivo, general y torpe. Pero la única alternativa que veo es no decir nada. En todos los otros casos, posibles interpretaciones y asociaciones múltiples borrarán estos granos de sentido que estoy desesperadamente tratando de encontrar y sacar a la luz. ¿Cómo se puede atrever uno a usar palabras tratando de explicar algo? ¿No es más obvio que nunca que las palabras fallan al describir cualquier cosa? Seamos honestos, ahora las palabras solo son otro medio para el artista.

1. La mecánica de las instituciones sociales represivas requiere cierto nivel de estabilidad. Han lavado el cerebro a la gente que constituye la base de su poder. Gente que desea contar con un pasado, un presente y un futuro, y tiene además algunas posesiones que perder. La gente necesita estabilidad para mantener esos valores que en realidad les han impuesto. Pero el pasado no existe ya que puede reescribirse fácilmente. Los escritores de historia al describir el pasado intentan poseerlo, obtener poder sobre él y, a través de él, poder sobre el presente, usando el deseo de la gente de tener un pasado cierto (o incierto) con el cual identificarse. Como no todos están satisfechos con el pasado, cada nuevo pasado planteado por los historiadores-seductores atrae la atención de la gente: ¿Me veré mejor (mi familia, mi país, mi género, mi raza) a la luz del nuevo y brillante pasado?

Con el futuro pasa igual, no existe. Cada nuevo futuro propuesto es solo otro intento más de tomar el poder.

Pero el presente tampoco existe para la mayoría de la gente. Lo atraviesan basando sus movimientos en las imágenes falsas e impuestas que tienen del pasado y el futuro. No se comunican.

2. ¿Qué hay de la teoría? Desde luego puedes sacar conclusiones lógicas brillantes ¿pero qué pasa con sus puntos de partida, con sus axiomas? ¿Acaso no son completamente inciertos y opcionales?

3. Al hablar de arte siempre implicamos formas de arte en las que este arte existe. Formas de arte que son aprobadas y reguladas por instituciones artísticas podridas. Incluso el arte underground siempre hace referencia al establecido. El arte, la actividad artística tal y como la conocemos hoy, es el resultado de una voluntad de comunicación suprimida por las estructuras sociales del poder. Bajo estas circunstancias el arte basado en la idea de representación es el único posible. La computadora sacó a la luz algunas alternativas. El “arte medial” se ha convertido inmediatamente en sinónimo de “arte experimental” desde el punto de vista de la alta sociedad del arte. Observando las formas más populares de arte medial como la “instalación interactiva”, siempre me pregunto cómo la gente (los espectadores) se entusiasma con esta nueva manera de manipularlos. Parece que la manipulación es la única forma de comunicación que conocen y pueden apreciar. Están felices siguiendo las escasas opciones que les dan los artistas: presionar el botón izquierdo o derecho, saltar o sentarse. Sus artistas manipuladores lo perciben y utilizan la seducción de lo último en tecnología (¡el futuro es ahora!) para involucrar a la gente en sus juegos pseudointeractivos basados obviamente en una voluntad de poder banal. Pero qué palabras tan bonitas se oyen a su alrededor: interacción, interfaz para la expresión del yo, inteligencia artificial, incluso, comunicación. La emergencia del arte medial se caracteriza así por la transición de la representación a la manipulación. Pero la manipulación es más comunicativa cuando trata de la representación.

Con la llegada de la red algo nuevo que se ha llamado tímidamente a sí mismo net.art está surgiendo y tratando de definirse experimentando su diferencia con otras formas de actividad creativa. Los problemas del período actual del net.art, tal como yo los veo, están profundamente arraigados en una determinación social de las nociones de “arte” y “artista”.

¿Seremos capaces de superar nuestros egos y renunciar a ideas obsoletas de representación y manipulación? ¿Saltaremos de cabeza al reino de la comunicación pura? ¿Nos volveremos a llamar artistas alguna vez? Net.art significa comunicación, significa presente.

4. ¡Artistas! Intentad olvidar la palabra y la noción misma de “arte”. Intentad olvidar esos estúpidos fetiches, artefactos impuestos por el sistema represivo al que os obligaron a referir vuestra actividad creativa. ¡Teóricos! Dejad de fingir que no sois artistas. Vuestra voluntad de obtener poder sobre la gente seduciéndola con especulaciones intelectuales es demasiado obvia (aunque comprensible). El reino de la comunicación pura y genuina es mucho más atractivo y hoy en día se está volviendo posible.

¡Artistas mediales! ¡Dejad de manipular a la gente con vuestras falsas “instalaciones de medios interactivos” e “interfaces inteligentes”! ¡Estáis más cerca de la idea de comunicación que los otros artistas y los teóricos! Deshaceros de vuestras ambiciones y no consideréis a las personas como idiotas incapaces de comunicarse creativamente. Hoy podéis encontrar con quien asociaros en igualdad de condiciones. Si queréis, por supuesto.

5. Pregunta: ¿Cómo convertir una voluntad muy natural de poder en una herramienta artística en lugar de usarla de manera banal para obtener el poder en sí?

Respuestas:

a. Olvídate del pasado y del futuro porque no existen. Concéntrate en el presente que es indescriptible y por tanto nadie lo puede poseer.

b. Cambia tu ocupación justo antes de llegar a ser conocido en tu ámbito, y antes de que el movimiento en el que estás metido comience a crear su propia historia. Entonces, cuando empieces otra cosa como principiante, tu voluntad de poder y reconocimiento te dará un fuerte impulso creativo.

c. No seas dependiente del medio con el que trabajas, esto te ayudará a dejarlo fácilmente. No te conviertas en un Maestro.

Contexto

Art, Power and Communication fue enviado por Alexei Shulgin el 7 de octubre de 1996 a la lista de correo de Rhizome, y reenviado por Pit Schultz a Nettime ese mismo día. Lev Manovich retomó el argumento en Rhizome con otro correo titulado On Totalitarian Interactivity. Aparece también en el Moscow WWWArt Centre fundado por el autor y los ZKP 3.2.1. de Nettime del mismo año. Está incluido en el archivo de las conferencias Metaforum del Media Research Foundation y en la compilación Buldózer: Médiaelméleti antológia editada por Ágnes Ivacs y János Sugár de 1997. Para Florian Cramer el manifiesto es una muestra de que “el net art se enfoca más en cuestiones de relevancia cultural que en formas específicas de desarrollo y habilidades tecnológicas”.

Autoras

Fuentes

Enlaces

URL:

Wayback Machine: https://web.archive.org/web/19991012030741/http://lois.kud-fp.si/~vuk/zkp321/art/24.htm